La mordaza posmoderna

La Venganza de Hipatia

La gente que sabe de filosofía (no yo, la gente que sabe sabe) ha llegado a un cierto consenso respecto a la posmodernidad, considerándola un conjunto de ideas de tercera división. Una especie de inmundicia provinciana consistente en meros estribillos extremistas robados a filósofos anteriores más o menos rescatables, empaquetados y servidos para el disfrute de esa gente escasa que se emociona con el glamour de ser los más listos del granero. Es normal que los filósofos de envergadura piensen estas cosas sobre los posmodernos, porque para una catedrático experto en Leibniz, en el concepto de nación bajo el yugo napoleónico o en el empirismo constructivo de Van Fraassen, sentarse a escuchar a un tipo salido de la nada hablar desde su condición de género fluido sobre la evidente cultura de la violación en la sociedad vasca contemporánea hace que la silla queme y la vegüenza ajena sea difícilmente asumible.

Ver la entrada original 6.204 palabras más

Acerca de Santiago M. Cuadrado Rodríguez

Gestor Cultural, Técnico de Formación y de Proyectos. Interesado por cuestiones sociales, políticas, la cooperación al desarrollo y comprometido con la izquierda.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s