Estudiando Oposiciones y a mi edad, cuesta y mucho

Llevo algo más de dos horas en la Biblioteca Pública del Estado en Badajoz,  como hago casi todas las tardes y mañanas desde la convocatoria de las bolsas que ha planteado la Diputación de Badajoz. Esta tarea tenía que haberla abordado hace unas cuantas décadas, que mal suena, pero entonces estaba más centrado en algunas quimeras y en subordinar mi futuro profesional a proyectos que, quizás por mi situación actual, vea hoy con tintes muy negativos. El tiempo, mejor dicho la distancia situará esta pésima valoración en su justa medida, pero ahora así me parece.

Bueno no es mi intención despellejarme, sino hablar de las dificultades reales en navegar por las procelosas aguas de preparar las pruebas de este proceso selectivo con 53 tacos, después de culminar en los últimos cinco años y medio, tres másters, dos certificados de profesionalidad de nivel 3 y un sinfín de cursos para empleados o desempleados, ya que en este lustro y unos meses, he estado tres años empleado y algo más de dos años desempleado….por lo que no se puede decir que haya perdido la capacidad de estudio, pero quizás me he centrado más en aprender de otra manera, no la memoria que nos lleva a recordar el dato concreto que nos permite superar test….Ya veremos cuando en diez días me enfrente a los test cual es el resultado,  ahora lo veo con cierta preocupación.

De todas maneras, al lado de estas dudas, he de comentar que reuniendo la información, documentación, bibliografía, etc, para conocer los temas he tenido momentos muy buenos, encontrar los comentarios a leyes recientes y su propio articulado me ha deparado momentos de zozobra, pero también de darme cuenta como había dejado de lado todo este arsenal normativo que puede ser de interés. También he disfrutado con un enano cuando llegaban a mis manos reflexiones interesantes, debo destacar entre otras, la que me ha causado el de haber leído una publicación de la Universidad de Valencia, que bajo el título Treinta años de políticas culturales en España, propone un análisis interesante que se desplaza desde la acción en lo cultural de ayuntamientos, comunidades autónomas o estado, hasta la creación de eventos culturales en sí mismos considerados, introduce conceptos como el de gobernanza territorial que me parece muy interesante y destaca los errores de haber utilizado la cultura para ese debate improductivo y castrante de la constucción nacional frente a la de las nacionalidades, sobre todo cuando es el partido presuntamete podrido y probadamente imputado el que gestiona lo público… Si os interesa esta temática os recomiendo el libro coordinado por Joaquín Rius-Ulldemolins y Juan Arturo Rubio Arotegui.

Para conocer más y apasionarse con la obra, lea

http://culturalub.blogspot.com.es/2016/03/libro-treinta-anos-de-politicas.htmltreinta_anos_de_politicas_culturales_en_espana_cv

Anuncios

Acerca de Santiago M. Cuadrado Rodríguez

Gestor Cultural, Técnico de Formación y de Proyectos. Interesado por cuestiones sociales, políticas, la cooperación al desarrollo y comprometido con la izquierda.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s